Exposición usando un flash – Principios básicos

En este artículo hablaremos de los conceptos básicos de la exposición con flash, como afecta el flash a tu escena y que ajustes de la cámara afectan al flash.  Partimos de la premisa de que ya conoces que es apertura, ISO y velocidad de obturación, además debes estar usando el modo manual tanto en tu cámara como en el flash.  Es cierto que la cámara en “Auto” y el flash en “TTL” pueden hacer los cálculos por ti, pero también es cierto que ninguno de los dos saben que fotografía quieres lograr y si quieres ser un “master” en este arte el modo manual es definitivamente el que debes utilizar.

¿Qué es un flash?

El flash no es más que un dispositivo electrónico que al ser activado emite una luz intensa que puede ser utilizada en algunos casos para rellenar con luz áreas de nuestra escena que necesiten ser resaltadas o para compensar la falta de iluminación ambiental.  En otros casos se utiliza como la única fuente de luz que al ser combinada con otros flashes y/o modificadores de luz, crea efectos más complejos ya que se tiene el control sobre la incidencia de la luz en la escena.

Existen diversas técnicas que al ser utilizadas de la mejor forma le permiten lograr efectos de iluminación bastante especiales, pero en este articulo solo vamos a cubrir los aspectos básicos de la exposición con flash y no las técnicas de iluminación o posicionamiento en las diferentes aplicaciones.

Exposición con Flash

En la exposición con flash a diferencia de la exposición que hacemos con luz natural o luz artificial (que no sea flash) se suman otros elementos como la potencia del flash y la distancia a la que se encuentra el flash del sujeto que combinados con el ISO y la apertura afectan la exposición de la imagen que se está capturando.

Como ya debes saber, la exposición de una imagen depende de tres elementos básicos en la cámara que son:

  • ISO: La sensibilidad del sensor o película a la luz.
  • Velocidad de obturación (Shutter): El tiempo total que se le permite la luz entrar a la cámara.
  • Apertura: La cantidad de luz que se le permite entrar a la cámara (f-stop).

Cuando estamos trabajando con luz natural estos tres elementos con lo que ajustamos la exposición, se le asignarán valores que de alguna forma u otra restringirán o permitirán la entrada de luz al sensor o película de la cámara, y en el caso de la apertura también afectará la profundidad de campo.  Cuando trabajamos con un flash la historia cambia un poco ya que solo la apertura y el ISO son los que afectarán la luz del flash en la escena, la velocidad de obturación solo afecta la luz ambiental o natural que exista en la escena o lugar que estamos fotografiando.

¿Porque la velocidad de obturación solo afecta la luz ambiental?

No pretendo entrar en la física de porque la velocidad de obturación solo afecta la luz ambiental, lo que debes saber es que para que la luz del flash (que dura muy poco tiempo encendida) sea capturada en su totalidad por el sensor o película de la cámara el obturador debes estar completamente abierto, a esto se le conoce como “Velocidad de Sincronización” del flash, que en la mayoría de los fabricantes va desde 1/90sec a 1/250sec.  Cualquier ajuste por arriba o por debajo puede producir efectos no deseados en la exposición final.

Es cierto que con ciertos flash y cámaras se puede lograr ir más allá de la velocidad de sincronización del flash, en Canon se conoce como HSS (High Speed Sync) y Nikon como FPS (Focal Plane Shutter).  En los dos casos el flash debe estar conectado directamente a la cámara para que funcione ya sea por cable o directamente en el puerto de la cámara.  Esto produce un efecto interesante pero como todo hay que practicarlo.

Como ya sabemos que el obturador debe estar completamente abierto para que el flash sea capturado, los dos únicos ajustes que controlan la exposición de la luz del flash son la apertura y el ISO, estos ajustes se comportan igual con el flash que con la luz natural.  También se debe tomar en cuenta de que la potencia del flash, zoom y distancia también afectan la iluminación de la escena.  Así que como un malabarista hace para mantener todo en perfecta sincronización, el fotógrafo deberá también conocer a cabalidad los ajustes tanto de la cámara como en el flash para lograr la exposición deseada.

Aprender a dominar completamente las técnicas de iluminación puede tomar años en lograrse y como todo arte es algo que va progresando con el tiempo y la práctica, entonces se debe empezar por lo más básico que es lo que escribo en este artículo.  No importa que tan grande o super-especializado sea el flash o la cámara que estés utilizando todo se reducirá siempre a lo básico y es “Exposición” y que la afecta.  De ahí todo está en tus manos.

Para terminar quiero decirte que no cometas el error que o cometí en ir a comprar luces y flashes porque se ven bien o porque es lo que el vendedor te recomendó para tu cámara.  La selección del flash debe estar ligada al tipo de fotografía que vas a estar realizando como también a la versatilidad de su uso, si he de mencionar algo importante en la selección de un flash diría que es la potencia, un flash tipo “flash-gun” que le llaman en ingles que son esas cajitas negras que rotan el cabezal como R2D2 en Star Wars y que puedes poner en la cámara tendrá menos potencia que un flash fabricado para uso en estudio entre otras notables diferencias.

Si has llegado hasta aquí y no has bostezado más de dos veces quiero darte las gracias por leer este artículo y si ti interesa saber cuándo publico alguno nuevo puedes suscribirte al blog si gustas!

Bendiciones!

Jose Angel Cernuda

JACFOTO.COM

jacfoto.com
En esta serie de fotografías se ajsuto solamente la velocidad de obturación, notese el cambio de intensidad en el fondo y la fotografía con el flash apagado en donde se ve solo la silueta del sujeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.